14.12.09

Animales mecánicos





























Animales mecánicos es un proyecto de libro ilustrado que empecé hace tiempo y que he dejado de lao por falta de inspiración... a ver si la vagancia no me puede y algún día lo termino, no prometo nada al respecto.  Lo que tengo hasta ahora aparecerá publicado próximamente, como una extraña e indirecta colaboración, en una novela. Y no es broma, es verdad de la verdadera.
Gracias por escucharme.

Empieza así:
Bestiario.
Animal y bestia mecánica. 
Una aleación de metal, hierro y acero suple la función de la piel, de los tejidos, de las células. Están biológicamente mecanizados. Tornillos, tuercas y engranajes lubricados generan el movimiento. Cierta actividad interna transforma lo inorgánico en energía. Son estructuras moleculares metálicas que, pese al óxido, mantienen inmunes sus propiedades. Están, por qué no decirlo, vivos. En el antiguo Egipto, los animales no eran reverenciados por pertenecer a alguna fuerza superior, ni tampoco por gratitud. Los adoraban por miedo a que tuvieran raciocinio y lenguaje propios, imposibles de comprender para el hombre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada