24.3.10

La Mujer Elefante



El ministerio de máquinas infames llegó sin avisar y el pueblo los recibió con los brazos abiertos. Donaron la nueva "máquina para olvidar", una en cada hogar, a la que la gente de ciudad llamaba televisión. El gobierno no pudo percibir ningún cambio en el pueblo hasta pasados unos cuantos años. Fue entonces cuandos las sencillas gentes de este lugar comenzaron a sentir de manera diferente. El mundo no volvió a ser el mismo. 

¿Recuerdas que pasó después? 
No. Yo sólo me acuerdo de la mujer elefante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada